Pintando la España vaciada

La idea del proyecto es llenar de color y vida los pueblos de Cuenca interviniendo los muros y paredes con la ayuda de la gente del pueblo y con la colaboración del artista Javier Aldarias.

De esta forma se crean pequeños núcleos turísticos de gran interés, que pueden atraer visitantes interesados e incluso ser referencia de lugar de interés para futuras visitas, reforzando el sentimiento de comunidad entre los vecinos que colaboran en la elaboración de las obras sintiéndolas suyas y valorando los pequeños rincones de sus pueblos.

Objetivos del proyecto

  • Promover la construcción del presente y futuro de las zonas rurales de la provincia de Cuenca desde un proyecto cívico de convivencia, en un espacio común de tolerancia y armonía, integrador, basado en el dialogo, la libertad y el respeto a la pluralidad ideológica y cultural de sus vecinos y vecinas que avale, que el conjunto de su población pueda sentirse identificado, representado, respetado e incluso valorado.
  • Desarrollar un proyecto artístico participativo de expresión comunitaria en pro de la convivencia armoniosa a través del muralismo.
  • Reivindicar el arte como el lenguaje universal fundamental para la unión de los pueblos y sus gentes.
  • Acercar el arte al gran público a través de creaciones artísticas en la calle que ayuden a la reflexión y el desarrollo del pensamiento crítico.
  • Incrementar el patrimonio artístico cultural desde una perspectiva integradora y de pluralidad.
  • Fomentar la practica artística y el trabajo grupal entre los vecinos/as como un elemento de desarrollo y crecimiento personal facilitando y promoviendo nuevas experiencias artísticas.
  • Favorecer la dinamización y desarrollo territorial a través de proyectos culturales de mejora del municipio con los vecinos/as como máximos protagonistas de sus procesos de transformación.